Connect with us

Radio

OPINIÓN . El arte de programar música en una Radio. Escribe Tito López

Publicado

en

Las nuevas tecnologías siempre han atacado a la Radio, y cuando aparecen esas tecnologías llegan de inmediato los comentarios apocalípticos que presagian la muerte de nuestro medio favorito.

La verdad es que la Radio ha sabido enfrentar los embates de otros medios y plataformas, y sigue siendo un canal de comunicación sólido, fuerte, de audiencias masivas y con un público fiel.

Cuando uno compraba un disco, lo más probable es que solo le gustaran algunas de sus canciones y escuchaba las demás porque no había más remedio, pero cuando llegaron los casetes la cosa cambió. Ahora se podían grabar allí varias canciones, en el orden que uno quisiera y de los artistas que uno deseara.

En octubre de 2001 apareció el iPod, ese pequeño aparato que permitía guardar y reproducir cientos o miles de canciones y llevarlas a cualquier lugar.

Igual, los sitios de intercambio de música como Napster, Ares y tantos otros nos dieron la opción de descargar canciones que eran difíciles de conseguir en discos, o que simplemente habíamos olvidado.

Y más recientemente llegaron plataformas como YouTube, Deezer y Spotify que les permiten a las personas escoger sus canciones favoritas y escucharlas en el momento que lo deseen.

Los casetes desaparecieron y los iPods también. ¿Por qué? Seguramente usted vivió esta situación: cuando compró esos aparatos lo primero que hizo fue meter allí la música que usted tenía o que le prestaban, incluso la que descargaba de los sitios piratas que mencioné.

Sin embargo había un problema: aunque usted tuviera miles de canciones, siempre terminaba escuchando las mismas 40 o 50, y era común ver a los usuarios adelantando una y otra canción hasta que por fin podía oír sus favoritas.

Además, esos dispositivos no eran “inteligentes”, es decir, ponían las canciones en el orden en el que usted las había grabado o podía hacer un ‘shuffle’ (reproducción aleatoria), pero siempre había algo que no lo dejaba contento con lo que escuchaba.

Pero lo más aburrido de todo era tener que refrescar la librería musical. Recordar los títulos o los intérpretes, descargarlos de algún sitio con conexiones lentas de internet y posibles contagios de virus informáticos, o esperar a que un amigo le pasara las canciones, hacían de esta una tarea larga y dispendiosa.

Hasta que llegó Spotify. No hay que descargar canciones. No hay que comprar un aparato nuevo para usarlo. Si lo desea, ni siquiera tiene que pagar por el servicio. Usted puede armar sus listas de reproducción de acuerdo con su estado de ánimo o puede encontrar playlists realizadas por otras personas, lo que le ahorra mucho trabajo.

Pero la gran amenaza de plataformas como Spotify no son esas posibilidades. Una de sus grandes características es que no hay nadie hablando bobadas ni haciendo chistes flojos.

Entonces, ¿cómo competir exitosamente en la rRadio contra esas plataformas? ¿Por qué la Radio sigue siendo masiva, con millones de oyentes diarios, con penetraciones tan altas?

Hay dos razones principales: primera, que hay locutores que entretienen, que saben comunicarse con su público, que saben cuándo hablar y cuándo quedarse callados. Locutores que informan, divierten y se identifican con el estilo de vida de sus oyentes.

Esto hace de la radio una gran compañía. Es el efecto de saber que hay alguien en vivo hablando con el oyente. Es el amigo que no se ve pero que está ahí para brindarle emociones. Eso que Spotify no le puede brindar… al menos por ahora.

Y la segunda razón también es muy poderosa: porque la música que suena en la emisora ha sido escogida cuidadosamente por alguien que conoce los gustos de su audiencia; alguien que sabe combinar géneros, intérpretes, títulos, ritmos, épocas.

Es el trabajo del programador, esa persona que vive atenta a lo que la gente desea escuchar, que cuida que no haya canciones de relleno, que entiende cuáles son los verdaderos éxitos, que entiende que no pone las canciones que le gustan a él sino a sus oyentes.

Es una persona que revisa con atención todo el arsenal de música que tiene en sus manos y encuentra el momento exacto en el que debe sonar cada canción, dependiendo de la hora del día o del día de la semana.

Es aquel que pasa buena parte del día cuidando que una canción no suene a la misma hora de ayer, que no se junten dos o tres canciones demasiado suaves, que entiende que hay que tener un ‘curva musical’ que acompañe los quehaceres del oyente.

Eso no lo hace una persona en la casa cuando prepara su Playlist de Spotify. No existe esa curaduría. Solo pone los títulos de las canciones que le gustan y las hace sonar. Pero ahí no hay una intención. No se busca un impacto. En pocas palabras, ahí no hay ‘alma’.

Y por eso, programar una emisora musical se convierte en un arte. Y quienes saben practicar ese arte, quienes trabajan por mejorarlo todos los días, quienes cuidan sus contenidos son los ganadores.

No cualquiera puede ser un programador exitoso. No todos tienen las habilidades de un Carlos Sierra. Pero sí hay algunas acciones que una persona puede ejecutar para convertir en arte su programación.

Aquí hay 10 acciones que un programador debe tener en cuenta a la hora de elaborar su lista para lograr el éxito:

  1. Entienda el segmento del público al que le va a programar. Los adolescentes prefieren los éxitos del momento. Habitualmente no quieren oír música antigua, pues no tienen historias personales relevantes. Por el contrario, los más adultos querrán escuchar canciones que les traigan recuerdos.
  2. Asegúrese de tocar sólo éxitos. Suena demasiado obvio, pero es muy fácil caer en la trampa de pasar canciones por recomendación de sus allegados (amigos, familiares, etc.) o dejarse guiar por el gusto personal. La gente sintoniza una emisora para oír sus canciones favoritas, y si no las encuentra se va a otras emisoras o, peor, a otras plataformas.
  3. Tenga una rotación adecuada de la música. En radio, la repetición es indispensable, pues la gente sintoniza a diferentes horas del día, y cuando lo haga debe encontrar sus canciones favoritas. Los éxitos actuales deben repetirse más seguido. Por el contrario, los clásicos deberían rotarse muy poco.
  4. Separe la música por géneros o códigos sonoros. Esto con el fin de dar más variedad en el sonido general de la emisora. Dos merengues seguidos pueden cansar a un oyente. Dos baladas pueden aburrirlo. Las voces femeninas pueden llegar a cansar el oído.
  5. Asegúrese de no repetir canciones a la misma hora de ayer. Esto evita que la gente diga que repiten mucho las canciones. Recordemos que la radio es un hábito, y la gente la escucha casi siempre a la misma hora.
  6. Procure intercalar canciones nuevas con antiguas. La música nueva es difícil de digerir para el público en general. Por eso debe ‘ensaducharse’ entre canciones muy reconocidas.
  7. Maneje una curva musical. Procure que haya variaciones en ritmos y sonidos. Una mezcla entre rápido y lento, nuevo y viejo. Voces masculinas y femeninas.
  8. No saque de programación una canción antes de tiempo. Como programador, usted se cansa más rápido de un tema que un oyente normal. Al fin y al cabo, usted escucha la emisora todo el día. Un oyente normal sólo la escucha entre media hora y 2 horas. Deje que sus éxitos ‘maduren’.
  9. Refresque la música pero no abuse. Deje que sus canciones más antiguas logren escucharse en todas las franjas del día a lo largo del tiempo antes de sacarlas de programación.
  10. Aproveche las herramientas disponibles. Youtube, Spotify, Deezer y Shazam, entre otros, son sitios obligados de consulta para conocer el gusto actual del público. También está Monitor Latino, que muestra todo lo que está siendo programado por las emisoras y canales de televisión del país.

Conclusión

La diferencia entre un programador y un gran programador está en el cuidado que le ponga a la selección de las canciones que vaya a tocar.

Algunos prefieren hacer su programación de manera manual, intuitiva, como le vaya fluyendo. Otros prefieren el uso de un software que le ofrezca más control en su forma de programar. Ambas opciones son igual de válidas. Lo importante es la dedicación.

Si usted descuida la programación; si usted deja que su software haga la programación y no la corrige al milímetro; si usted deja que sean sus locutores los que pongan las canciones que ellos quieran o, peor, deja que sean los que llaman los que hagan la programación, es muy posible que el público se vaya a otra emisora o a alguna de las plataformas de música.

No se distraiga. No se deje influenciar por las disqueras, los promotores y los mismos artistas. Defina claramente a quién le va a llegar con su música y tendrá el éxito asegurado. Por ahora piense en lo que desea su público y entrégueselo.

Radio

OPINIÓN . Se necesita mucha creatividad en la programación para avanzar en la nueva normalidad

Publicado

en

Por

Redacción deRadios.com

El consultor muy reconocido de la Radio, Scott Huskey habla de la importancia de mantener viva la creatividad en la programación mientras el mundo se adapta a la nueva normalidad.

Es cierto que cada negocio saldrá de la crisis de la pandemia en momentos diferentes y será más un proceso de transformación. Las emisoras están preparadas para estar en el lugar y en el momento adecuado, ya que las estaciones tienen una conexión inusual con sus espectadores.

La industria radiofónica actuó con creatividad y liderazgo ante la situación. La tecnología fue un punto clave para que todos los mercados siguieran su ritmo de trabajo. Desde Skype hasta Zoom, pasando por Google Meets y Microsoft Teams, también varias estaciones añadieron como contenido que los programas Radiofónicos fueran transmitidos en vivo a través de redes sociales. Por otra parte, también realizaron Podcasts, estrenos en Facebook y eventos digitales. En las ondas, ha habido más «conciertos en vivo», entrevistas cercanas y personales y contenidos impulsados por artistas reconocidos. 

Más gente trabajará en casa durante la jornada laboral cuando la pandemia haya terminado. Así que se debe seguir mejorando la presencia de altavoz inteligente, los locutores y colaboradores de la Radio deben mejorar sus habilidades para que el oyente pueda obtener lo que necesita de su programa preferido dondequiera que esté.

En muchos mercados, los tiempos de conducción podrían cambiar fundamentalmente, ya que hay menos gente que trabaja en la oficina y los turnos rotativos continúan en los centros de trabajo. Cada estación debe prestar más atención a la conducción matutina, en particular, para conectar con los oyentes si trabajan desde casa. No será lo mismo sintonizar la Radio en el coche que en la casa.

La capacidad de conexión de las emisoras son importantes tanto desde el punto de vista del oyente como del anunciante. Al mantener un enfoque hiperlocal, pueden atender las necesidades de los oyentes (es decir, si se trata de información sobre la vacuna COVID u otra información) y de los anunciantes (es decir, cómo podemos ayudarles a recuperar su negocio).

En resumen Scott dijo: “Durante el apogeo de esta situación nos hemos esforzado al máximo y hemos creado contenidos divertidos e interesantes tanto en las ondas como en el ámbito digital. Mantengamos ese sentido de la creación cuando todos volvamos al estudio y las cosas vuelvan a la normalidad. Sigamos innovando en los contenidos. Eso puede atraer a los anunciantes”.

Fuente: Maritza Garduño / RadioNotas

Seguir leyendo

Radio

INVESTIGACIÓN . Cosas que los oyentes quieren de la Radio. Por Gary Berkowitz

Publicado

en

Por

Redacción deRadios.com

Gary Berkowitz, veterano de la Radio, realizó una investigación sobre las cosas que constantemente están saliendo en los grupos focales y los estudios de investigación cualitativa que son referentes a la Radio. Esta información se ha recolectado con base en metodología establecida, por lo que es confiable. 

Escuchar el nombre de las canciones y los artistas > Muchas veces los locutores de Radio piensan que su público está en una conexión constante con la industria musical, lo cual no es verdad. Por ello la gente ha dejado saber que le gusta escuchar los títulos y los intérpretes de los singles que acaban de escuchar. Recuerda que no toda la población tiene acceso a Shazam, para detectar esos temas que realmente son de su agrado.

La química es esencial en los programas de más de un presentador > Se le ha preguntado constantemente al público qué es lo que más le gusta de sus shows matutinos, a lo que regularmente responde sobre de la química que existe entre los locutores. También ha contestado que además de haber una buena relación entre los presentadores, estos deben ser divertidos y espontáneos.

La música continúa siendo esencial por las mañanas > Si bien la gente ama escuchar a sus locutores favoritos por las mañanas, la realidad es que también le gusta escuchar la mejor selección de canciones, para iniciar la jornada con la mejor actitud. No permitas que tus morning shows sean sólo hablados.

Ser local continúa siendo importante > Según los estudios, la gente realmente suele establecer vínculos más profundos con personalidades locales, esto debido a la cercanía física que existe en la mente de los oyentes. Se recomienda siempre hacer referencia a lugares públicos conocidos por la audiencia, esto será una forma de conectar.

Las personalidades más conocidas son las de la mañana y la noche > En los análisis realizados, las personas encuestadas han logrado mencionar cuáles son los personajes de Radio que están por las mañanas y por las noches, sin embargo, ha sido más difícil que nombren a las que transmiten a mediodía o en la tarde. Aprovecha esta información para colocar a tus locutores estrella en estos horarios.

A las mujeres les gusta participar en los concursos > El premio en ocasiones no es tan importante como ‘la sensación de ganar algo’. Por lo regular las mujeres son quienes más suelen participar en los concursos de Radio; dirígete a ellas y verás mayor éxito en tus dinámicas.

Menos comerciales, más largos > Los encuestados revelan que prefieren que durante cada hora sólo haya dos pausas comerciales, sabiendo que éstas serán largas. Esto lo prefieren por encima de que se les esté interrumpiendo el contenido constantemente.

Fuente: Josh Mendez  / RadioNotas – Gary Berkowitz / Radio Ink.

Seguir leyendo

Radio

ARGENTINA . Bobby Flores y Mariana Mactas se suman los sábados a CNN Radio

Publicado

en

Por

Redacción deRadios.com

Un nuevo programa sale al éter este 10 de abril por CNN  Radio (AM 950), conducido por Bobby Flores y Mariana Mactas.

Aduana de Palabras, será un espacio en el que se podrá hablar de distintos tipos de artes y disciplinas que hacen a la cultura en general, de la mano de figuras experimentadas que aportarán conocimiento, reflexión y distensión. El sábado es un buen día para relajarse y escuchar recomendaciones de libros, cine, teatro, una buena comida y encima, escuchar buena música.

El nombre Aduana de Palabras parte de una canción de Babasónicos y nos permite jugar con la idea de detenernos para hablar de las cosas que nos gustan. Una frontera hacia el fin de las obligaciones.


Cada sábado habrá un tema central que cruce el programa pero además cada uno de los conductores y los columnistas van a tener la posibilidad de desarrollar una agenda de temas propia y de volcar información, experiencia y entretenimiento a lo largo de las 3 horas.

El programa apunta a una audiencia inquieta por descubrir nuevas temáticas vinculadas al arte, la cultura y el espectáculo que de la mano de Bobby Flores y Mariana Mactas va a tener una mirada nueva, abierta a los descubrimientos, pero con
una cantidad de información para alimentar espíritus inquietos.

También formarán parte del programa tres columnistas de lujo: Graciela Borges, Eduardo Sacheri y Pietro Sorba, que aportarán conocimiento, experiencia y reflexiones en cada uno de los temas.

Fuente: Pronto

Seguir leyendo

Trending